La planificación de actividades agradables es una técnica conductual que se usa para combatir la depresión, ya que realizar actividades agradables tiene efectos muy positivos para quien las realiza. Cuando realizamos actividades que nos gustan se generan emociones positivas sobre nosotros y nuestra vida, por lo que mejoran nuestro estado de ánimo y autoestima. Muchas de las actividades agradables que podemos realizar requieren la participación de otras personas, por lo que al disfrutar juntos también mejoran nuestras relaciones sociales. Pero hacer actividades agradables a solas también es importante, ya que nos permite desarrollar facetas personales y con ello sentirnos realizados, y también nos ayudan a conectar con nuestros pensamientos. Tengamos depresión o no, podemos beneficiarnos de los resultados de realizar actividades agradables.

Consideraremos actividades agradables aquellas actividades que podemos hacer en nuestro tiempo libre y nos proporcionan placer o bienestar. Habrá actividades que requieran mucho tiempo, pero hay otras que pueden ser muy breves por lo que podremos hacer más al día. Estas últimas son muy útiles cuando tenemos poco tiempo. Es importante que proporcionen placer, no se trata de cargarte de más responsabilidades.

¿Y qué pasa si no me da placer? Puede que no tengas ganas de hacer cosas, o que las hagas pero no las disfrutes, a pesar de que antes sí lo hacías. Es importante que sigas haciendo las actividades aunque no disfrutes de ellas, y poco a poco irás notando mejorías. No obstante, es conveniente que consultes con un profesional ya que esto puede ser un síntoma de que algo no va bien, y aunque esta técnica es útil, si tienes sintomatología depresiva es necesario que sigas el tratamiento adecuado.

En nuestro día a día tenemos más oportunidades de hacer cosas que nos resultan gratificantes, y es posible que estés notando la falta de ello tras tantos días en casa debido al estado de alarma por el COVID-19. Este cambio de vida tan drástico en nuestras vidas puede producir sentimientos de tristeza, ansiedad, aburrimiento, soledad… por eso es importante mantener las fuentes de bienestar que podamos, e incluso buscar otras nuevas.

Aunque estemos encerrados en casa y parezca que no tenemos opciones, sí las hay, y os proponemos un listado para que lo tengáis más fácil:

  • Hablar con tus seres queridos
  • Leer
  • Escribir
  • Dibujar
  • Pintar
  • Hacer manualidades
  • Ver la televisión
  • Videofórum. Aunque estés solo, podéis elegir una película que veréis cada uno en vuestra casa y después la comentáis.
  • Escuchar música
  • Bailar
  • Cantar
  • Buscar nuevas recetas
  • Cocinar
  • Hacer repostería
  • Disfrutar un café o infusión
  • Jugar a juegos de mesa
  • Juegos online con amigos y familiares
  • Jugar a la videoconsola
  • Hacer una yincana
  • Cuidar tus plantas
  • Plantar alguna semilla
  • Hacer ejercicio
  • Tomar el sol
  • Darse un baño relajante o disfrutar una ducha
  • Planificar un viaje
  • Planificar lo que vas a hacer cuando acabe el confinamiento
  • Meditar
  • Que te den un masaje y dar tu otro
  • Vestirte bien y sentirte guapo/a
  • Probar un nuevo peinado
  • Aprender un idioma
  • Empezar un curso de formación
  • Coleccionar algo
  • Tocar un instrumento musical
  • Hacer un puzzle
  • Resolver un crucigrama
  • Decorar tu casa
  • Restaurar muebles o antigüedades
  • Tener una conversación agradable
  • Recuperar amistades
  • Hacer un regalo
  • Acariciar a tu pareja
  • Organizar una cena romántica
  • Expresar tu afecto a alguien
  • Disculparte
  • Sonreír
  • Contar chistes
  • Contemplar las estrellas
  • Estar relajado
  • Ayudar a alguien

 

Realizar actividades agradables en nuestro día a día es  fundamental para ser felices.  ¿A qué esperas para empezar hoy mismo?

 

Escrito por:

Teresa Sánchez  Hernández

One Reply to “La importancia de hacer actividades agradables dentro de casa.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *